jm olmo

Prensa

  • Jesús Hernández. “Diario de las Américas” Miami. Domingo, 20 de Junio de 2010 :

A José Manuel Olmo le impulsa primero el bagaje académico dado por la Universidad Complutense de Madrid y una beca en la Akademie der Bildenden Künste de Viena, así como una importante trayectoria de exposiciones. Cúmulo de experiencias que lleva consigo a donde quiera que vaya y refleja en cada una de sus piezas hechas sobre tablas de madera. Minuciosa obra que lleva a la abstracción entre líneas y el equilibrio dado por el color, pero igualmente propone la información figurativa que recuerda a la congruencia en geometría. Título de “Alma y Materia” que lleva la exposición e igualmente percibimos en sus pinturas.

“Busco composiciones armónicas” explicaba José Manuel, “siempre equilibradas por una gama de colores. Por eso suelo utilizar la misma gama de colores en mis cuadros” agregaba

Mencionamos los colores tierra. El ocre. Incluso una degradación contrastante y lógica del negro al rojo. o viceversa. Equilibrio de colores que suaviza la separación que las líneas sólidas provocarían. Alternativas que el pintor va empleando para conseguir la armonía esperada. Combinaciones que resultan ser atractivas e influyentes.

“Que hayan grises distintos”, agregaba. “Que se vean las veladuras para crear una atmósfera dentro del cuadro” Atmósfera que resalta cuando deja que la madera se vea entre las tintas. “Son como espacios de luz”, comentaba. Pequeños espacios necesarios que suma a la composición y complementa con la textura.

La exposición de Alma y Materia estará disponible para el público hasta el miércoles 30 de junio en el salón expositor del Centro Cultural de España, 800 Douglas Road, Coral Gables. Miami FL”

 

  • Alday comunicación, núm 408 :

Jose Manuel Olmo  combina en sus obras superficies orgánicas de pintura con formas geométricas recortadas entre las capas cromáticas. El color, la textura y esa forma de abstracción tan libre dan a sus pinturas, realizadas sobre la nobleza de la madera, una fuerte carga expresiva que ya han sabido reconocer y admirar en ciudades tan dispares como Viena, Nueva York, París, Londres y Sydney.

Pero J.M. Olmo sabe reinventar su estilo y, sobre todo, explotarlo en todo su potencial. Por eso, además de sus tablas de pura abstracción, de superficies rasgadas y de formas que emergen del color, Olmo sabe también cómo sacar paisajes de esa materia de madera y ocres. Dejando más a un lado la geometría, y dejándose llevar por las formas del horizonte, obras como Norte, Lagunas o Cantábrico, nos hacen adentrarnos en una profundidad paisajística que se define por sí misma dentro de una aparente abstracción.

La exposición, que tendrá cabida en las salas de la galería Dionìs Bennassar en el mes de Noviembre, da a conocer al público madrileño una buena muestra de este joven artista.

 

  • Juan Antonio Tinte, “El punto de las Artes” :

José Manuel Olmo, artista de lo sutil , requerido y admirado fuera de nuestras fronteras, propone un universo de fuerte carga expresiva configurado en un sinuoso trabajo sobre madera que deja al descubierto paisajes de la emoción y de los sentidos.

Conclusiones matéricas dejando la huella de lo rasgado, del pronunciar armónico de la veta, que dibuja la piel de estos iconos creados por olmo y que parecen apaciguarse en la mesura colorista que los viste como empañados.

 

  • Joan Lluis Montané. Asociación Internacional de Críticos de Arte :

“…artista internacional, cuya obra se basa en la fuerza de la expresividad contenida en el soporte de la madera, en la especial colocación del color, distribuido por zonas, generalmente con domi- nantes cromáticas de una misma gama, buscando contrastes de tonos, ensayando diversos métodos cromáticos tendentes a consolidar atmósferas, en las que predomina una idea de paisaje, pero, también de misterio.”

 

  • Profesor Edelbert Köb Prorektor “Academie der bildenden Künst”, Wien (Academia de Bellas Artes de Viena) :

“La pintura de J. M. Olmo, es la pintura en sentido estricto y en sustancia, como la organización de formas, del color, de texturas y estructuras de superficie.

La tendencia hacia la continua abstracción y con ello hacia la mayor libertad de su pintura, se observa en todo el despojo de detalles, en una pintura donde el color y la materia se funden en un sólo concepto apoyándose el uno en el otro.

La carga matérica nos muestra una pintura consistente, intensa, pero al mismo tiempo suavizada con la sensibilidad con la que utiliza el color, con sus tonos sutiles, creando atmósferas envolventes y composiciones compactas y estructuras.”